jueves, 13 de agosto de 2009

LEUCEMIA TRASTORNOS HEMATOLOGICOS


Perspectivas a largo plazo para un niño con leucemia:

El pronóstico depende en gran medida de lo siguiente:

Qué tan avanzada está la enfermedad.
La respuesta de la enfermedad al tratamiento.
La genética. La edad y el estado general de salud del niño.
La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
Nuevos acontecimientos en el tratamiento. Como sucede con cualquier tipo de cáncer, el pronóstico y la supervivencia a largo plazo pueden variar considerablemente según cada niño. La atención médica a tiempo y una terapia agresiva contribuyen a un mejor pronóstico. El seguimiento continuo es esencial para un niño al que se le ha diagnosticado leucemia.

Un paciente que sobrevivió a la leucemia puede presentar evidencias de los efectos secundarios de la radioterapia y la quimioterapia. También es posible que la enfermedad vuelva a aparecer. De todas maneras, continuamente se descubren nuevos métodos para mejorar el tratamiento y reducir los efectos secundarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada